Empezó como una solución a los cierres de locales en centros comerciales más allá de la típica lona y se convirtió en un recurso que aportaba mucho más al espacio, más vida, más oferta y sobre todo mitigar la sensación de cierre/abandono de locales y su actividad comercial.
Decoraban más que las lonas, las banderolas y ese resultado visual se convirtió en parte de nuestra experiencia.

Nos ocupamos de remodelar los espacios, vestirlos, decorarlos e iluminarlos de tal forma que el coste fuese asequible para tener escaparates con la mejor presencia posible.

En eso, el diseño es parte de nuestro portafolio como agencia y se nota en las composiciones que hemos realizado.
Os dejamos una muestra de ello.